Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Entretenimiento’ Category

Mira, no pido mucho, solamente tu mano, tenerla como un sapito que duerme así contento. Necesito esa puerta que me dabas para entrar a tu mundo, ese trocito de azúcar verde…

Hijo de padres argentinos, Julio Cortázar nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914 y residió en Buenos Aires desde los cuatro años. Trabajó como maestro en varios pueblos argentinos y posteriormente se graduó en Letras.

Bajo el seudónimo de Julio Denis publicó su primer libro de poemas, Presencia, en 1938. Gracias a una beca del gobierno francés, se instaló en Paris en 1951 donde además se dedicó a las traducciones para mejorar su situación económica. Posteriormente se vinculó a la Unesco trabajando allí hasta su jubilación. Además de numerosas novelas y escritos, sobresale su poema dramático «Los Reyes» en 1949. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Hace unos días asesinaban en Honduras a Berta Cáceres, líder indígena lenca. Pero ¿han leído editoriales de la gran prensa internacional denunciando los intereses empresariales que hay detrás de estos asesinatos? ¿Dónde están las presiones de la Unión Europea o EEUU al Gobierno de Honduras? Por contra, ¿si la asesinada hubiera sido cubana, se llamara también Berta pero su apellido fuera… Soler? ¿Cuántos minutos tardaría en activarse el frente de guerra diplomático y mediático contra Cuba? Edición: Esther Jávega.

Read Full Post »

Por Daniel García

Es por muchos conocido el amor que Julio Cortázar tenía por la música. De pequeño tomó clases de piano (obligado un poco por una tía), y esto lo haría descubrir a Bach y a Chopin. Sin embargo fue el jazz el que acabó conquistando sus oídos.

Julio_Cortazar_CLAIMA20140822_0309_4

Comenzó a tocar la trompeta (en un principio atormentando a sus vecinos), y el tema pronto se volvió su pasión, casi con la misma intensidad que la literatura y el box. Aunque ni en el box ni en la música tuvo suerte. Alguna vez, el autor argentino comentó que se sentía como un músico frustrado:

“Esas hadas que echan bendiciones y maldiciones en la cuna del niño que nace, hubo una que decidió que yo podía ser músico pero hubo otra que decidió que jamás sería capaz de manejar un instrumento musical con alguna eficacia y además carecería de la capacidad que tiene el músico para pensar melodías y crear armonías”.

(más…)

Read Full Post »

Por Leticia Martínez

 

Barrendero.  Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

No usan tacones. No andan con portafolio ni apurados. No tienen agenda ni planes de trabajo llenos de turnos ocupados. No lucen imprescindibles, aunque lo son. Casi siempre pasan en silencio. No ocupan titulares. No les cuelgan diplomas.

Alguien diría que son “gente de a pie”, pero no me gusta la frase. Si miro para abajo todos somos “gente de a pie”, no me he cruzado con el primero que levite aunque muchos se lo crean. Me gusta llamarles invisibles porque de ellos lo que más se ve es su trabajo, marcado por el sudor anónimo de quien se levanta para despertar el Sol y aún andan trasteando cuando todos duermen.

La señora que limpia el lugar donde trabajo camina sin que sus zapatos suenen. Llega, dice buenos días bajito, como si le diera pena. Solo arrastra el carro donde monta la escoba, el palo de trapear, el cesto de la basura, el cubo que no puede cargar porque tiene demasiados años en sus manos, en su espalda.

(más…)

Read Full Post »

Por: Raúl Antonio Capote

Tomado del blog El Adversario Cubano

0

En la madrugada del 10 de marzo de 1952 Fulgencio Batista, el hombre fuerte del poder imperial, el hombre de los monopolios yanquis, de los terratenientes, el capo mafioso, se hacía con el poder mediante un golpe de estado, faltaban 55 días para las elecciones donde indiscutiblemente el Partido del Pueblo Cubano  (Ortodoxo) llevaba todas las de ganar.

 

Un survey publicado por la prensa del momento daba a Roberto Agramonte, el sustituto de Chibás: 29,20%, Carlos Hevia, candidato auténtico 17,53%, Fulgencio Batista: 14,21%

Batista pone fin así al periplo del Partido Revolucionario Cubano Autentico por el poder, Grau San Martín y Prío Socarrás los presidentes de la República más ladrones de la historia nacional,dejaban tras de sí años de latrocinio, corrupción y crímenes, nadie se había esmerado tanto asesinando líderes sindicales y dirigentes comunistas como ellos, importantes líderes obreros fueron ultimados por las balas asesinas de los hombres al servicio del gobierno, entre ellos Jesús Menéndez, las pandillas de gánsteres sembraban el terror a lo largo y ancho de la isla.

(más…)

Read Full Post »

Por  Dianet Doimeadiós

Sus botas aún guardaban el lodo de la Sierra Maestra cuando anduvo por estas tierras. Eso lo sabía. Sin embargo, nunca pensé que su nombre despertara tantas pasiones en el lejano Pakistán. Mucho menos creí encontrar a alguien que murmurara en un inglés que es casi urdú: “Él es de aquí” y que luego confesara desconocer dónde nació o cuándo llegó a la zona el joven que es su inspiración.

En Pakistán cohabitan dos CHE: uno que persiguen historiadores y periodistas, pues llegó aquí a solo siete meses del Triunfo de la Revolución Cubana y se marchó sin apenas dejar huellas, aparentemente; y otro, que no pocos suelen idealizar como un héroe nacional que naciera al sudoeste del país.

Esta es la única imagen que se conserva de la visita de Ernesto Guevara a Karachi en 1959, publicada por primera vez en el libro Pakistán Chronicle, en abril de 2010. En el centro, el General Ayub Khan y en el extremo derecho, Mr. Manzur Qadir, Ministro de Asuntos Exteriores.  Foto: Archivo de Cubadebate

 

(más…)

Read Full Post »

Por Sergio Ramírez

1Cuando Rayuela fue publicada en Buenos Aires en 1963, Julio Cortázar tenía entonces 50 años, con lo que podemos decir que la novela más experimental, novedosa y provocadora que se escribió en los tiempos del boom fue la obra de alguien que a los ojos adolescentes de mi generación era ya mayor, pero según la fama nunca dejaba de crecer y tampoco envejecía, un gigante de siete leguas que iba botando años por el camino hasta volverse un adolescente que se va haciendo niño, como aquel Isaac McCaslin, el personaje de William Faulkner en Desciende, Moisés.

Lo experimental, lo que parece desmedido porque rompe las reglas o se burla de ellas, se vuelve corriente un día porque ya es clásico, y viene a convertirse en un modelo que se cuela de manera imperceptible en la escritura del futuro. Esa es mi sensación al abrir otra vez las tapas negras de mi vieja edición de Rayuela. Apagado el ruido de la novedad de los capítulos intercambiables, o suprimibles, el léala como quiera y pueda, lo que permanece es la majestad de la prosa, única capaz de hacer sobrevivir un libro a través de las edades. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »