Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘armas’

El Centro de Estudios para la Democracia (CESPAD) reveló este martes que el gobierno de Honduras ha comprado desde 2013 un vasto arsenal militar y de espionaje por un monto de unos 342 millones 800 mil dólares.

“Drones, globos aerostáticos, aviones, buques, barcos patrullas, pertrechos militares, radares, fusiles, sistemas de comunicación, son entre otras las armas, equipo bélico y de espionaje” que forman parte del armamento adquirido durante los gobiernos de Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández, puntualizó.

Foto: AFP.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Por Hedelberto López Blanch

Entre enero y octubre del año 2017 fallecieron en Estados Unidos 545 menores por disparos, ocurrieron 274 tiroteos masivos, se registraron 46 595 incidentes de violencia con armas de fuego con resultados de 11 652 muertes y 23 516 heridos (sin incluir 22 000 suicidios anuales aproximadamente), según el Gun Violence Archive (Archivo de Violencia Armada).

Republican presidential candidate, Sen. Marco Rubio, R-Fla. campaigns, Friday, Jan. 15, 2016, at Morse’s Sporting Goods in Hillsboro, N.H. (AP Photo/Matt Rourke)

(más…)

Read Full Post »

(más…)

Read Full Post »

Al menos seis niños muertos en San Pablo

Dos encapuchados dispararon en una escuela de la localidad de ciudad de Suzano, en la zona metropolitana de San Pablo, y mataron a seis alumnos, a un empleado y a la directora. Los atacantes se suicidaron. La masacre se da en un contexto en el que el presidente Jair Bolsonaro fomenta el uso indiscriminado de armas.

Imagen: Captura Globo TV

(más…)

Read Full Post »

Estados Unidos vendió más armas que ningún otro país del orbe de 2014 a 2018, un flujo del cual Medio Oriente fue el principal receptor, divulgaron hoy los informativos.

De acuerdo con el reporte del diario The New York Times, en ese lustro la venta global subió un 7,8 por ciento respecto al anterior. (más…)

Read Full Post »

¿CÓMO SE ORGANIZÓ LA MARCHA POR NUESTRAS VIDAS?
La gran marcha, que ya se incluye en las listas como una de las más vibrantes de la historia contemporánea de Washington, fue organizada en esa capital. El objetivo resulta claro: denunciar la violencia armada que se disemina como un virus en la nación de Lincoln.

Por su carácter sensible, desbordó la ciudad de la Casa Blanca y el Capitolio y llegó a todo el país en forma de manifestaciones multitudinarias unidas en el grito de «basta».

Fueron los jóvenes sobrevivientes de los hechos del 14 de febrero en Parkland, quienes la impulsaron, pero alrededor de ellos –Emma González, David y Lauren Hogg, Cameron Kasky, Jaclyn Corin, Alex Wind, Sarah Chadwick, Dylan Baierlein y Matt Ditch, entre otros–, muchos se colocaron por la misma lucha, tanto de modo físico como en las redes sociales y otros medios.

Aunque el corazón de este grito nació en la Florida; en la garganta de ese Washington de sucursales de McDonald, Coca-Cola y Starbucks, decenas de miles de personas tomaron las calles a fin de exigir restricciones al acceso a las armas en un país que tristemente sobresale por una carrera armamentista que no encuentra meta: es la nación con más pistolas y rifles por habitante del globo.

Nueva York, la capital artística donde se alza la Estatua de la Libertad, también superó lo previsto.
Un texto de Yahoo Noticias expone que la Marcha por Nuestras Vidas (March For Our Lives) y sus réplicas a escala internacional «enviaron un mensaje poderoso contra el estancamiento legislativo que durante mucho tiempo ha impedido que se adopten leyes más estrictas para la tenencia de armas en Estados Unidos, donde los tiroteos masivos en escuelas y universidades se han convertido en algo aterradoramente frecuente».

Por ello la marcha sirvió para recordar masacres similares, como la de Columbine y la de Sandy Hook.

LA ALIANZA ENTRE LAS ARMAS Y EL ESTABLISHMENT

Este tipo de masacres no es nuevo en absoluto. Parte de lo que teóricos han llamado alienación de los individuos en las sociedades capitalistas donde reina la cultura del disparo como reflejo de la producción desmedida y el «consumo» de armas.

Mucho se dijo cuando, a menos de un mes del entierro de las víctimas de Parkland, con los cadáveres aún calientes,  la Asociación Nacional del Rifle (NRA) celebraba una feria de armas en la Florida.

Pero no sucede nada. Estremecer al gobierno estadounidense parece una aventura del tipo Misión Imposible, si se toma en cuenta que entidades armamentistas financian campañas presidenciales.

Para Jesús del Toro, en Yahoo Noticias, a pesar del enorme apoyo social con que cuenta el movimiento de estos jóvenes, «articulado por ahora en torno al lema y etiqueta #NeverAgain (Nunca más), la magnitud de sus objetivos y de sus detractores requiere un trabajo de larga duración y que vaya más allá de las marchas de uno o varios días, que son incisivas y pertinentes pero solo un componente de un activismo mayor».

EN LAS REDES SOCIALES Y OTRAS LATITUDES

Ex alumnos de la escuela de Parkland y otros aliados lograron instalar un laboratorio de comunicación digital, concebido para extender su mensaje de manera efectiva, de modo que la sociedad lo recuerde y se lo lleve consigo como una bandera de paz. Para conseguir ese propósito, los adolescentes tomaron como escenario de campaña las redes sociales y otros medios virtuales.

Aunque no dieron declaraciones sobre el lugar donde se halla el laboratorio,  este, contaron a la prensa, se dedica especialmente a conceptualizar y producir contenido a fin de impulsar las ideas y propuestas de cambio de #NeverAgain.

Con la simbología del meme y también con videos para YouTube y contenidos para diversas plataformas como Snapchat, Instagram o Twitter, el movimiento #NeverAgain y su laboratorio de comunicación reflejan un «teatro de operaciones» muy singular, con el que no contaban la Columbine en 1999, por ejemplo, e impedía una forma de comunicación horizontal, de «tú a tú», que llegara mejor a las personas.

Así se evidenció el gran respaldo nacional de jóvenes de todo el país y figuras del mundo de la política y el espectáculo. Entre ellos, legisladores demócratas, como el líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer, y los representantes Gwen Moore, Eric Swalwell, Paul Tonko y Sheila Jackson Lee, cambiaron su foto de Twitter por una con la etiqueta #Neveragain.

Para estos, de la mano de los jóvenes, la mesa está servida indicando el momento de actualizar la Segunda Enmienda, ese apartado constitucional que ampara el derecho a portar armas.

Desde otros espacios geográficos, cortados por la cercanía que brindan los dispositivos digitales, igualmente se exteriorizaron expresiones de respaldo. como un usuario de Twitter que escribió: «Buena suerte desde Escocia a todos los que estarán protestando en Estados Unidos, manténganse orgullosos y hablen en voz alta».

Quizá lo más alentador en medio de estas acciones sea que, en el mismo país donde muchos dan su voto a la misoginia, la supremacía blanca, entre otras intolerancias, otro tanto quiebra la inercia para posibilitar el cambio impulsado, precisamente, por las propias potenciales víctimas.

El resultado es que hoy puede leerse en no pocas plataformas que los adolescentes que sobrevivieron al ataque con AR-15 en Parkland,  se volvieron defensores del control de armas y no solo, sino que han contrapunteado en las redes sociales con activistas que apoyan el derecho a tener armas. A pesar de ellos, estos estudiantes exigen leyes que promuevan la seguridad y el derecho a la vida.

Tomado de Auca en Cayo Hueso

Read Full Post »

Por Martin Granovsky

A las 20, hora argentina, ya con 59 muertos en Las Vegas, el mensaje en el canal de la NRA seguía inalterable: “La NRA es el lugar más seguro para la libertad”. NRA es la sigla en inglés de la National Rifle Association, la Asociación Nacional del Rifle, uno de los organismos más influyentes de los Estados Unidos y el defensor férreo de la venta, la compra libre y el uso de armas. Incluso las más letales. Incluso las de guerra.

la-ventanas-rotas-tiroteo-las-vegas-580x326

Las ventanas rotas tras el tiroteo en el Mandalay Bay Resort y el Casino, Las Vegas, EE.UU. Foto: Mike Blake/ Reuters.

(más…)

Read Full Post »