Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ramiro Valdés’

Discurso pronunciado por Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana

Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana. Foto: Roberto Ruiz

Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana. Foto: Roberto Ruiz

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Bueno, este es realmente un encargo difícil. Cuando se llega a un momento de tensión, que aún puede ser superado, lo mejor es el silencio, y llevarse uno en la memoria y en la retina de los ojos lo que vio o lo que escuchó alguna vez.

Es por eso que en las palabras del Presidente* estaban contenidos un conjunto de hechos históricos y relevantes que me dejan sin empleo.

Al mismo tiempo, el merecido homenaje que acaba de ser tributado al Líder Histórico o sencillamente a Fidel, sin requerimiento de más título, y a nuestro General Presidente Raúl, es el momento de más alta tensión en esta mañana.

Recibidos estos títulos excepcionales, acompañados de obras de arte que representan lo más hermoso y fuerte de nuestra naturaleza, tal y como Sindo Garay, el centenario cantor de Santiago y de Cuba, expresó en aquel hermoso duelo en que describe en una de sus más difíciles composiciones musicales, bajo el título de El huracán y la palma, la batalla entre la naturaleza feraz y el tiempo. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Texto íntegro del discurso pronunciado por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el acto central nacional por el aniversario 61 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, efectuado hoy en el Mausoleo de los Mártires de Artemisa.

1

General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

Combatientes de ayer y de hoy,

Artemiseñas y artemiseños,

Queridos compatriotas:

Un día como hoy mis primeras palabras son para todos aquellos que han hecho posible esta Revolución, en especial para los que derramaron su sangre y entregaron sus vidas por una Cuba verdaderamente independiente.

El 26 de julio de 1953 la mayoría de los compañeros que nos agrupamos en las células clandestinas, observando las medidas de seguridad y compartimentación indicadas por Fidel y Abel en el local del Partido Ortodoxo en Prado 109, apenas rebasábamos los 20 años. Éramos jóvenes que soñábamos con transformar la triste realidad imperante en la Cuba de aquel entonces.

La República no tenía nada que ver con la soñada por Martí y Maceo. Durante décadas, el verdadero poder había estado en la embajada yanqui y desde hacía más de un año, un dictador había borrado los últimos vestigios de democracia representativa. Los pobres, negros, mujeres, obreros y campesinos, eran vilmente preteridos y discriminados por una oligarquía entreguista y rapaz. (más…)

Read Full Post »