Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘#YoSoyFidel’

La historia que el importante politólogo Ignacio Ramonet relató sobre su viaje a Santiago de Cuba con el Comandante, mientras escribía el libro Cien Horas con Fidel.

Ignacio Ramonet

(Foto: Ramón Barreras Valdés).

« ¿Cómo?, ¡Fidel!», exclamó la señora que al abrir la puerta de su casa, al amanecer de un día cualquiera, encontró al Comandante.

«“Disculpe —le dijo—, ¿no molestamos?, es que tengo un amigo aquí francés al que quiero enseñarle la casa”». (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Por: Juan Manuel Karg*

La noticia nos conmovía a todos los latinoamericanos, un año atrás. Aquella figura que muchas veces creímos inmortal se iba físicamente, a sus 90 años, satisfecho del deber cumplido y con una Cuba que ya no era “mala palabra” en el ámbito de las relaciones internacionales, tal como lo demuestra, año a año, la votación en relación al bloqueo en la Organización de Naciones Unidas. Los millones de cubanos que durante aquellas jornadas lo homenajearon dieron por tierra centenares de editoriales de los medios conservadores de la región y el mundo: el pueblo cubano lo valoró hasta el final de sus días, y aún hoy lamenta una partida tan trascendente para aquella isla siempre fustigada por el poder imperial -que, vale decirlo una vez más, no pudo derrotar a Fidel, aún estando a apenas 90 millas de allí-.

durante-la-cumbre-del-milenio-fidel-castro-vuelve-a-dirigirse-a-la-asamblea-general-de-las-naciones-unidas-en-nueva-york-septiembre-de-2000

(más…)

Read Full Post »

Palabras de tributo y homenaje al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a un año de su partida Física. Acto Central de la Cátedra Honorífica para el Estudio del Pensamiento y la Obra de Fidel. Universidad de Oriente.

Fidel y Fide conversando-editada

Yo soy Fidel. Mi padre es Fidel. Mi abuelo es y será siempre el eterno e invicto Fidel. Mi nombre es Fidel, y mi vida se llama Fidel. Mis pensamientos, mis sueños, mis anhelos, se llaman también Fidel.

No puedo ni debo decir que converso con él, como en todas aquellas ocasiones que guardo en mi mente, en mi memoria; pero sí puedo, debo y quiero decir que necesito hablarle, y lo hago a menudo. (más…)

Read Full Post »

Por ahí anda Fidel. Lo vi hace apenas un ratico, en el cargo más arduo, el de héroe, que le impide el lujo de faltarnos. No hay manera posible de extrañarlo porque nunca ha partido.

Por Enrique Milanés León

Fidel Castro. Autor: Juventud Rebelde Publicado: 25/11/2017 | 12:57 am

«¿Dónde está Fidel…?», preguntaba un amigo en nuestra Plaza en aquellas jornadas de sonoros silencios y todos nos decíamos: ¿es que queda algún sitio sin su estampa? No cesan las zancadas del rebelde infinito, convirtiéndose en el golfo de los yates, dejando que las lomas se suban a su altura, reuniendo almas para guiar otro asalto por nosotros, alumbrando en lo alto el difícil camino de la Evolución Cubana. Fidel es pleno gerundio político porque es acción continua.

Doce meses han mostrado que no descansa ni procura la paz: «hay mucho por hacer», susurra en pícaro mandato a quienes van a su tumba con la idea de darle homenaje y terminan recibiendo tareas.

Allá, en la Santa Ifigenia que Santiago venera por todos los cubanos, Fidel resolvió con su propia ceniza el dilema de las dos trincheras que el Maestro nos puso en una frase. No, no hay trinchera más fuerte que la forjada con semejante polvo.

El vencedor no tenía por qué cambiar ahora que cumple un año de táctica y estrategia con Martí, de serena tertulia con Mariana y de ajedrez por la Patria con el cespedino Padre que todos compartimos. Lo hace sin detener la charla con usted y con aquel, con ella y conmigo, tan solo interrumpida el pasado 25 de noviembre.

Por ahí anda Fidel. Lo vi hace apenas un ratico, en el cargo más arduo, el de héroe, que le impide el lujo de faltarnos. No hay manera posible de extrañarlo porque nunca ha partido; que le extrañen aquellos que jamás le quisieron.

Fidel se renueva, se resiste, se revira. No hay cubano más jíbaro, ni noble. No es posible ganarle —¡si lo sabrán los que hoy no oyen y jamás aprendieron a verlo mientras él iba medio siglo delante!—, así que vencer el tiempo es para él solo cosa de tiempo.

Sus hijos de todas las edades hemos atentado mucho más que 638 veces contra esa muerte ignorada, para «vivirlo» tantas veces como la vileza quiso matarlo, pero acaso un día de estos nos pronuncie un discurso sobre nuevas maneras de hacer Revolución.

Su arsenal está claro: venció siempre porque siempre convenció. Ya en el otro noviembre nos hizo ver que, en efecto, podía persuadir hasta las piedras: le enseñó las raíces del amor a una roca pesada que desde hace un año explica al mundo un universo llamado… Fidel.

Tomado de Juventud Rebelde 

Read Full Post »

Por Elier Ramírez Cañedo

Fidel, carboncillo de Jorge Luis Avilés Guadamuz – agosto 13 de 2011. Autor: Jorge Luis Avilés Guadamuz Publicado: 21/09/2017 | 06:44 pm

Sin duda, la Revolución Cubana que triunfa en 1959 encabezada por el líder Fidel Castro fue un parteaguas en la historia de Cuba y también de América Latina. De ahí en adelante esta sería una herejía no solo frente al imperialismo estadounidense, sino ante las propias prácticas socialistas del siglo XX y, en algunos terrenos, hasta para la propia Unión Soviética.

Fidel se rebeló contra todos los pesimismos, derrotismos, prejuicios y dogmas de la época. Hizo la Revolución alejándose de lo que planteaban los manuales marxistas en relación con que el cambio revolucionario solo era posible cuando se produjera una ruptura en la correspondencia entre las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, es decir, cuando las condiciones objetivas estuvieran creadas. Siguiendo esa lógica, ¿cuánto más hubieran tenido que sufrir los cubanos y las cubanas, en espera de una revolución? (más…)

Read Full Post »

Por: Luis Toledo Sande

foto-ismael-francisco

Foto: Ismael Francisco.

Tras la noticia de su muerte y durante las correspondientes honras fúnebres se corroboró la capacidad de irradiación vital que Fidel Castro conservaba y continúa trasmitiendo. Hasta los descreídos —si lo reconocieron o no sería otra cosa— habrán podido apreciar la conmoción del pueblo, que ratificó su voluntad de abrazar el legado del líder revolucionario cuando esa era una posibilidad descartada por los detractores de la Revolución, y por quienes —a menudo son los mismos— son incapaces de calar en la realidad y rebasar sus velos visibles.

Hoy permanece en pie el tesoro ideológico que, con el cuerpo ya reducido a cenizas, le entregó Fidel a la nación. Vale para reabrir, más que cerrar, el ciclo de una existencia que no podrá ser desconocida ni por sus más encarnizados enemigos. Sería tan impropio dilapidar esa riqueza como desleal no hacer de ella el uso necesario. Se le ha de poner en función de las transformaciones que Cuba está llamada a realizar no para abandonar la marcha emancipadora con que ganó la admiración y la solidaridad de los pueblos y el odio de los opresores, sino para profundizarla y reforzarla ante los embates de hoy. (más…)

Read Full Post »

Por Ana Hernández Hernández

14

Aquí estoy contando un año después, que la madrugada del 25 de noviembre el timbre telefónico irrumpió el silencio, para con voz entrecortada y entre sollozos una voz agradecida me dijera que habías muerto.

El nudo apretado en la garganta selló el silencio que inundó la línea y minutos más tarde se me agolparon unas tras otras las frases: “No puede ser, pero cómo…,” “¿quién te lo dijo…?”, “NO, él no ha muerto”…

Ya en la casa nadie más durmió y, definitivamente, me he quedado, y me atrevo a asegurar que la inmensa mayoría de tu pueblo, se ha quedado con aquella frase que dije: “NO, él no ha muerto”. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »